formularioHidden
formularioRDF
Login

Regístrate

O si lo prefieres...

 

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cinco enclaves peninsulares para disfrutar de la otoñada

Descripción

Las noches crecen al paso del décimo mes del almanaque, con la frescura de la otoñada metida bajo la piel del bosque. A la mengua del calor y las horas de luz le sucede la crecida del color en la arboleda y la sazón de sus frutos más preciados. Los momentos más vistosos del bosque caduco inician su fugaz fiesta de tinturas tras las primeras lluvias de septiembre, pero su culminación queda patente, para las miradas curiosas de los excursionistas, entre las medianías de octubre y noviembre. Hayedos, robledales, castañares, abedulares, fresnedas, choperas y toda la pléyade de árboles y arbolillos caducifolios que salpican los montes ibéricos maduran sus frutos, mientras su hoja caediza se dora y enciende antes de morir a sus pies.

Localización

Punto de interés

Región Navarra
País España
Región Comunidad de Madrid
País España
Región Extremadura
País España
Región Castilla y León
País España

Datos de publicación

Publicador PEDRO RETAMAR
Fecha de publicación 15/10/2005

Acerca de este recurso...

Visitas 221

Valoración 0 Me gusta No me gusta

Categorías:

0 comentarios

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión